Fundación Abogados de Atocha | 3 marzo 2024.

45 Aniversario de los abogados de Atocha: “Continua siendo imprescindible recuperar la memoria histórica y democrática”.

    El sábado 7 de mayo en el Auditorio Marcelino Camacho, se celebro el acto Central del 45 Aniversario de los Abogados de Atocha, para además de honrar a las personas que sufrieron el brutal atentado de Atocha 55, entregar los premios y reconocimientos de la Fundación Abogados de Atocha 2022.

    10/05/2022.
    Premio Abogados Atocha al Movimiento Democrático de Mujeres

    Premio Abogados Atocha al Movimiento Democrático de Mujeres

    El premio en este 45 aniversario ha sido para el Movimiento Democrático de Mujeres (MDM 1965-1985), por el importante papel desempeñado y su labor pionera, en la gestación y la movilización feminista en la clandestinidad y en el proceso de transición y en democracia hasta que se disolvió en 1985.

    El reconocimiento ha sido para la solidaridad mostrada por la ciudadanía ante las colas del hambre, una realidad que existe y que la maldita pandemia ha puesto crudamente de manifiesto. Ha sido recogido por la Federación Española de Bancos de Alimentos, realizando una mención especial a las asociaciones y redes vecinales y otras organizaciones que han canalizado esta solidaridad con las personas más desfavorecidas de la sociedad,

    El Adagio para cuerda de Samuel Barber, interpretado por el Ensemble de violoncellos ‘Forum Musikae’ de la profesora María Casado, ha abierto el acto del 45 homenaje a los Abogados de Atocha, asesinados el 24 de enero de 1977. Una conmemoración en la que se han hecho entrega de los premios Fundación Abogados de Atocha al Movimiento Democrático de Mujeres (MDM) y el reconocimiento a la Federación Española de Bancos de Alimentos.

    Cristina Almeida, abogada y patrona de la Fundación, ha comenzado la presentación con un emocionado recuerdo para las víctimas del COVID y “para las amigas y amigos que han fallecido en estos dos años en los que no hemos podido reunirnos”.

    Paloma López, secretaria general de CCOO de Madrid, ha desgranando el nombre de los fallecidos y heridos en aquel atentado, para “evocar su lucha y su dignidad”.

    “Cuando la derecha y la extrema derecha empujan, como están haciendo ahora, es muy importante seguir rememorando lo que ocurrió entonces, para que las nuevas generaciones conozcan que los logros conseguidos no nos los regalaron”, ha asegurado Paloma López, para quien la lucha contra la derecha no tiene que hacerse solo en el ámbito de la política, sino también desde la cultura.

    La secretaria general de CCOO de Madrid ha recordado el rol denigrante que el franquismo asignó a la mujer, para ensalzar la labor del Movimiento Democrático de Mujeres y su trabajo a lo largo de todo este tiempo, que ha contribuido de manera decisiva a visibilizar la lucha de las mujeres. “Mi agradecimiento, en nombre de las CCOO de Madrid, por haber defendido la dignidad de todas y todos los españoles”, añadió López.

    En cuanto a la Federación Española de Bancos de Alimentos, “su función ha sido vital para miles de familias en tiempo de pandemia” ha recordado Paloma López, quien ha expresado su reconocimiento a esta organización, a la vez que ha exigido a las instituciones que pongan medios para corregir las enormes desigualdades que aún padece una parte muy importante de la sociedad.

    Unai Sordo ha enviado por online un saludo y reconocimiento, en nombre del sindicato, al trabajo de la Fundación Abogados de Atocha por mantener vivo el recuerdo de todas aquellas personas que se jugaron la vida en la transición española.

    Cristina Almeida ha recordado al decano del Colegio de Abogados de Madrid, Antonio Pedrol, que jugó un papel muy importante para que los féretros de los abogados asesinados pudieran recibir el homenaje de miles de personas en las calles de Madrid en 1977. 

    Dieron su vida por la paz

    Lola Fernández Campillo, diputada de la Junta de Gobierno del Colegio de la Abogacía de Madrid, muy emocionada, ha asegurado que aquel horror no puede haber sido en vano. “Dieron su vida por la paz, por la integración, por un estado de derecho y por defender la democracia. Si no somos capaces de recordarlo y de llevar esa enseñanza a nuestro día a día, su sacrificio habrá sido en vano. No podemos dejar de recordarlos”, ha concluido Lola Fernández.

    La primera mujer que presidió el Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega, ha tomado la palabra para trasladar al auditorio “la misma emoción, entusiasmo, intensidad, dolor y esperanza de siempre. Su memoria sigue viva y así tiene que seguir siendo”.

    Para Victoria Ortega, aquel asesinato fue “uno de los actos más viles que se pueden cometer”. La historia sirve para no incurrir en los mismos errores, por eso es imprescindible que no se olvide y se recuerde aquel asesinato.

    Solidaridad, lucha y generosidad

    Ortega ha resaltado la labor de solidaridad y empatía del Banco de Alimentos y ha dado las gracias por la lucha y generosidad del Movimiento Democrático de Mujeres, que ha traído el cambio del que nos hemos beneficiado todos. “Vuestro ejemplo ha incitado la reivindicación feminista. Merecéis este reconocimiento. Vamos a seguir trabajando para que todo aquello que soñasteis sea una realidad”, ha señalado Victoria Ortega.

    En nombre de la Federación Española de Bancos de Alimentos, Francisco Casiano, ha agradecido el reconocimiento concedido por la Fundación, teniendo un recuerdo emocionado para con los abogados asesinados, agradeciendo la entrega del galardon, que sirve, ha dicho, como aliciente, porque “nos recuerda que cada momento al que nos hemos enfrentado es importante, y nos sirve para seguir trabajando con más fuerza”.

    El escenario del auditorio Marcelino Camacho se ha llenado de representantes del Movimiento Democrático de Mujeres, llegadas desde todo el Estado, para recoger el premio a “todo un movimiento, que todavía no ha parado. Un movimiento que inició el gran movimiento”, en palabras de Cristina Almeida, que ha tenido un recuerdo especial para Dulcinea Bellido, la promotora de este movimiento, “que murió después de mantener una lucha enorme”.

    Enriqueta Bayón y Emilia Graña han agradecido este galardón, enviando un abrazo para todas y cada una de sus compañeras. “Como vivir sin olvidar, como aprender a vivir sin las ausencias”. Imposible para Emilia que en nombre del MDM ha recibido el premio de “una fundación que nunca debió de existir”, ha dicho, y ha querido recordar y reconocer la lucha y dedicación de las compañeras sindicalistas de CCOO de Madrid.

    Nos están asesinando

    Ha terminado su intervención con un llamamiento: “Tenemos un reto, un compromiso inminente. Nos están asesinando. Necesitamos la colaboración de todas las mujeres, hombres e instituciones. No podemos tolerar esta situación más tiempo”. Graña ha pedido que “estemos alertas” para evitar que estas muertes se sigan produciendo.

    Alejandro Ruiz-Huerta, presidente de la Fundación Abogados de Atocha ha cerrado el acto recordando que estos premios ponen en valor la lucha por los valores que “consideramos esenciales, como es la justicia, la igualdad, la democracia…”, que encarnan este año La Federación Española de Bancos de Alimentos y el Movimiento Democrático de Mujeres.

    Ha tenido un recuerdo especial para Rosa Roca, una mujer extraordinaria que trabajó en el despacho de atocha, resaltando que el papel que ha desarrollado y desarrolla la mujer es imprescindible. “Tenemos que hablar de las mujeres y en segundo lugar de los hombres”, ha sentenciado.

    Los versos de Fernando González Gamonal, dedicados a todos aquellos desaparecidos de la dictadura fascista, han servido a López-Huerta para asegurar que “sigue siendo imprescindible trabajar para recuperar la memoria histórica y democrática”.

    El único abogado superviviente de la matanza de la calle Atocha ha puesto fin al acto nombrando “despaciosamente” a cada uno de los compañeros que murieron aquel día, porque así “cobra sentido la historia”. Emoción para concluir este 45 aniversario, con el auditorio puesto en pié, y un largo y sonoro aplauso.